Decile a Mario que no vuelva

Después de un largo exilio en Venezuela, el cineasta Mario Handler vuelve a su país, Uruguay. Allí la dictadura sigue presente en los medios, en la opinión pública y en la memoria de la gente. El director siente que les debe algo a los compañeros de lucha, los tupamaros que no pudieron salir del país. Esta deuda se traduce en poesía, humor negro y conciencia, en una atmósfera aguda y precisa de esta época oscura del Uruguay.

Páginas

Señal Colombia

En breve volveremos con nuestra programación.

El principito

El universo está en grave peligro de extinción: la serpiente del mal apaga las estrellas a su paso a través de la gal ...

Más adelante